Trastornos Alimenticios, Enemigo De Tus Dientes

No cabe duda de que la búsqueda de la belleza puede llevarnos a tomar medidas extremas, sin embargo la eterna búsqueda de la delgadez puede causarnos más daños de los que conocemos. La anorexia y la bulimia pueden ser detectadas por un odontólogo debido a los daños que causan en los dientes que pueden llevar a infecciones e incluso a pérdidas de dientes.

Los trastornos alimenticios afectan principalmente a mujeres entre 12 y 25 años de edad, sin embargo, estas enfermedades afectan a personas de todas las edades y grupos socioeconómicos. Estos trastornos, además de afectar la salud gástrica, pueden dañar severamente los dientes de las pacientes pues suelen ocasionar erosión del esmalte dental, caries, agrandamiento de las glándulas salivales, sensibilidad en los dientes, infección bacteriana, sequedad bucal, entre otros daños causados por provocarse el vómito constantemente ya que el ácido estomacal se queda en la boca y va erosionando los dientes pues es un corrosivo natural.

Las víctimas de los trastornos alimenticios suelen lavarse los dientes inmediatamente después del vómito para que nadie se de cuenta de lo que les sucede, sin embargo el cepillado dental en combinación con el ácido estomacal puede agravar el daño en la superficie dental ya que aumenta la erosión.

Si bien un odontólogo puede ayudar en la problemática que deja como consecuencia un trastorno alimenticio, estos deben ser atendidos por profesionales ya que se debe atacar la situación a nivel psicológico y médico. Los trastornos alimenticios suelen ir de la mano con la depresión y ansiedad, como padres debemos estar al tanto de la salud física y psicológica de nuestros hijos, así sean adolescentes o adultos.

Investigaciones recientes indican que a las personas con trastornos alimenticios suelen experimentar ansiedad, ven su vida cotidiana como una carga enorme, sienten preocupación en exceso, tensión y mucha preocupación respecto a su apariencia y la opinión que tiene la gente de ellas. Debido a la gran ansiedad que viven no son capaces de reconocer su belleza corporal, su inteligencia y otros aspectos positivos.

Si conoces a alguien que padezca de algún trastorno alimenticio, aconséjale buscar ayuda profesional antes de que sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *