Los Mejores Exfoliantes Para Lucir Bella

Lucir joven, sana y fresca es algo que muchas mujeres quieren todos los días y en el camino a lograrlo están dispuestas a intentar cualquier tipo de tratamiento que les prometa dichos resultados. Uno de los más buscados en el mercado de la belleza es el tratamiento para el acne pues no solamente cuando está en su clímax es molesto, sino que cuando termina su punto cúspide puede dejar marcas para siempre.

Entre eliminar las marcas dejadas por el acné y eliminar las estrias las personas se desviven tratando de encontrar la manera de lucir perfectos, sin embargo hay quienes aseguran que los mejores remedios son los caseros. Los mejores tratamientos son los exfoliantes que nos ayudan a eliminar las capas de piel que ya no sirven y que a veces, por falta de higiene se acumulan, por lo que hoy hablaremos de los mejores exfoliantes que podemos hacer en casa para ayudarnos a tener una piel radiante.

  • Arcilla verde. La arcilla es muy buena para las pieles más sensibles que se irritan con exfoliantes y mascarillas muy astringentes; cualquier tipo de arcilla puede servir para hacer la mascarilla pero la verde nos ayuda depurar y regenerar la piel. Lo único que necesitamos es comprar la arcilla y diluirla en aceite de oliva para que quede una textura espesa; se aplica en movimientos circulares y se retira con agua tibia.
  • Harina de avena. Muchos tenemos ya sea harina de avena o la avena directamente en hojuelas en nuestras casas; si tenemos la harina la mezclamos con un poco de agua, si tenemos las hojuelas, las deshacemos en la licuadora hasta que queden como harina y luego las diluimos. La avena es buena para tonificar la piel.
  • Sal rosa. También conocida como sal del Himalaya es muy buena para todo tipo de pieles, especialmente para las pieles grasas y demasiado envejecidas. Lo que debemos hacer es mezclar un puño de esta sal con una cucharada de aceite de oliva o una cucharada de aguacate, lo aplicamos en la zona con masajes suaves, pues este es un exfoliante relativamente fuerte. Se puede enjuagar con manzanilla para mejores resultados.
  • Plátano y azúcar. Un poco de plátano mezclado con azúcar puede hacer una gran diferencia para nuestra piel pues es un exfoliante sin igual. Con un plátano, tres cucharadas de azúcar y un poco de extracto de vainilla podemos hacer una mascarilla que rehidrata y por lo tanto le devuelve la elasticidad a nuestro rostro. La mascarilla debe enjuagarse con agua tibia.

 

Es importante recordar que para notar diferencias en nuestra piel, debemos darle seguimiento a cualquier tratamiento que empecemos a llevar a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *