Dormir Mal Es Más Peligroso De Lo Que Parecería

Todos hemos sentido las consecuencias de no tener una noche de buen descanso en algún momento de nuestras vidas, ya sea porque nos desvelamos en una fiesta, haciendo una tarea, cuidando a los hijos o por algún vecino ruidoso, al otro día nos sentimos desganados, malhumorados e incluso hay veces que los ojos nos arden. El hecho de que nuestro cuerpo no tenga la posibilidad de un sueño reparador puede ser incluso la razón por la cual aunque comas saludable no bajes de peso.

Existen algunos puntos clave que debemos considerar para tener un buen descanso como una habitación silenciosa, obscura, limpia y ordenada, que tenga una buena temperatura ambiente y que no cuente con alguna luz parpadeante, así también nuestras sábanas deben estar limpias, nuestras almohadas deben ser cómodas y de preferencia, no debemos dormir con las mascotas no solamente por los parásitos y suciedad, sino porque no permiten que nos estiremos como lo necesitamos.

Si no contamos con estos elementos, puede que sea ésa la razón por la cual no logramos dormir bien; no basta tomarse un café cargado para quitarse el cansancio, entre las consencuencias más graves de no dormir bien tenemos:

  • Poca concentración. Una de las consecuencias más molestas de haber tenido una mala noche es no poder concentrarnos en las actividades ya sea laborales o escolares pues nos llevan a tener un bajo rendimiento y eventualmente a tener ataques de frustración.
  • Ansiedad y ganas de comer. La mente que no descansa bien durante la noche, siente ansiedad durante el día y para muchas personas la ansiedad se manifiesta en forma de hambre repentina e insaciable.
  • Dolores. Dolores musculares que se relacionan con el cansancio y dolores de cabeza son algunas de las consecuencias que también podemos resentir cuando no descansamos bien durante la noche; si trabajamos con computadoras puede ser que con el paso del día el dolor de cabeza incremente haciéndolo insoportable para el final del día.
  • Irritabilidad. Otro de los objetivos de tener una buena noche de sueño es darle la oportunidad a nuestra psique de elaborar todas las emociones del día a través de los sueños que aunque no recordemos, en el momento de estar elaborándolos, ayudan a desenmarañar ciertas sensaciones o emociones que quedaron pendientes durante el día; al no haber podido elaborarlas, se quedan “pendientes”, somos incapaces de lidiar con nuevos altibajos.
  • Incluso la falta de coordinación o lo que llamamos torpeza puede derivar de un mal sueño; si bien a veces la falta de un buen descanso tiene que ver con factores medio ambientales muchas veces también se puede deber a un exceso de estrés y al no dejar ir las cosas que no se pueden resolver.
    Date una oportunidad de descansar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *