Consejos Para Una Depilación Más Fácil

Muchas mujeres (incluso hombres) sufren al momento de hacerse la dolorosa depilación para lucir una piel fresca y lozana, pues este procedimiento solamente por lo que implica, es doloroso. Claro que hay partes mucho más sensibles al dolor, esas partes como las axilas y el muslo interno son partes que desearíamos no tener que tocar. Hoy daremos algunos consejos para depilar sin dolor esas zonas y no tener que sufrir cual tortura medieval.

Estos consejos son, ni más ni menos que una serie de mujeres intentando de todo para evitar el dolor y publicando los resultados para ayudar a otras chicas que sufren de los mismos contratiempos:

  • Cuando arrancamos la tira de cera de nuestro cuerpo, no podemos negar que la sensación es la de estar arrancando un pedazo de la misma piel, por lo que algunas chicas intentaron poniéndose talco en la zona a depilar algunos minutos antes, de esta manera la cera se adhiere más al vello y menos a la piel, evitando así el dolor extremo y arrancando los vellos de un jalón.
  • Es bien sabido que el hielo en ocasiones sirve de ligero adormecedor; una especie de anestesia tópica local. Las mujeres que descubrieron esta técnica recomendaron aplicar unos momentos antes de la cera compresas con hielo para que de esta manera, la zona se adormezca y sea menos doloroso al momento de arrancar la tira de cera.
  • Abrir los poros con agua caliente es otra manera de ayudar a los vellos a salir más rápidamente, por lo que tomar un baño con agua caliente previo a la depilación puede ayudar también a reducir el dolor.
  • Hay quienes dicen que exfoliar la piel la deja lista para tener una experiencia de depilación menos dolorosa, por lo que muchas mujeres, ya sea con un exfoliante que compran en tiendas de belleza o sencillamente uno hecho en casa (miel, limón y azúcar) exfolian su piel unos minutos antes, teniendo el plus de dejarla suave y brillosa.

Muchas personas piensan que la belleza siempre implica dolor y sufrimiento y si bien es cierto que hay algunos procesos de belleza que no pueden dejar al lado su elemento doloroso, sí podemos hacerlos menos tortuosos.

Ahora que si no estamos dispuestas a sufrir de los dolores de la depilación casera, podemos recurrir a la depilación láser que es indolora y gradualmente promete la eliminación total del vello en la zona deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *