¿Qué Es La Rinoplastia?

La rinoplastia es un término referido a la cirugía estética que se lleva a cabo en la nariz. Tiene como objetivo el mejorar el diseño y tamaño de la nariz sin afectar el equilibrio del rostro.

La rinoplastia puede tener dos fines: para reparar el interior o el tabique nasal con el fin de mejorar el paso del aire o para corregir la estética o la parte externa de la nariz, aunque en algunas ocasiones se practican ambas a la vez, como cuando la persona tiene problemas internos y decide someterse a la cirugía para corregir su forma de respirar y si no le gusta la forma de su nariz y deciden hacerse la estética.

La rinoplastia es la cirugia plastica más practicada en la medicina estética y con esta se puede corregir la forma de la nariz ya sea en tamaño, la punta o el dorso pero para obtener un buen resultado tanto el médico como el paciente deberán tomar en cuenta los otros rasgos de la cara como los labios, los ojos, la forma de cara, etc. para que no pierda su parte estética, además de que al fijarse en los otros componentes de la cara será más fácil conseguir un efecto de naturalidad.

En cuanto a la cirugía que se realiza internamente casi siempre es para modificar el tamaño del tabique nasal y se llega a este procedimiento debido a mal formaciones congénitas o bien porque la persona no pueda respirar bien lo cual no permite la correcta oxigenación del cuerpo y lleva en ocasiones ronquidos que no dejan que la persona descanse cuando duerme. La rinoplastia se puede practicarse con anestesia general o local; si se aplica de forma local, el paciente estará se dará cuenta de lo que suceda durante el proceso quirúrgico.

Una vez realizada la rinoplastia toda la cara va a presentar inflamación que va a ser más severa hasta el tercer día ante lo cual se debe mantener la cabeza en alto y aplicar compresas con agua fría para bajar la hinchazón, esto puede durar incluso meses además de que en algunas ocasiones se presentarán sangrados nasales así como dificultad para respirar con normalidad, por lo que el reposo puede durar varias semanas para que quede totalmente sano al paciente. De la misma manera se recomienda no llevar a cabo actividades muy fuertes y no se debe exponer al sol alrededor de dos meses después de practicada la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *