Mamoplastia Y Agrandamiento De Los Senos

La mamoplastia es una intervención quirúrgica estética de agrandamiento de senos que ha adquirido gran popularidad hoy en día: por un lado por la enorme recurrencia que tiene en el mundo del espectáculo y la moda y por el otro por ser una intervención de bajo costo económico que brinda gran satisfacción a sus pacientes.
La mamoplastia consiste en la introducción de implantes en el surco mamario para aumentar una o más tallas el tamaño de los senos. Esta cirugía plástica es completamente estética pero no afecta las funciones anatómicas normales como el embarazo y la lactancia.
Las personas aptas para someterse a una mamoplastia son mujeres que quieren aumentar la talla de su busto como en los siguientes casos:

  • Mujeres que tienen los senos de diferente tamaño o forma y quieren lograr una simetría en ellos
  • Mujeres que quieren corregir los daños posteriores a la lactancia cuando el busto se pone flácido o se queda vacío el surco mamario
  • Para reconstruir el pecho de una víctima de cáncer de mama
  • En las cirugías de cambio de sexo

Los implantes se pueden colocar por debajo de la glándula mamaria o por debajo del músculo pectoral, dependiendo de la incisión que se elija. Son tres diferentes incisiones:

  • Areolar: A través del borde inferior de la areola se introducen los implantes de manera sencilla y exitosa dejando una pequeña cicatriz que se camuflará con el color del pezón
  • Axilar: Una vía de difícil acceso a la que se recurre cuando la paciente no acepta la areolar o cuando se utiliza un implante de suero
  • Mamaria: Por debajo del seno se realiza una incisión más grande ideal para implantes de mayor peso y talla aunque la cicatriz puede llegar a ser visible

Es necesario acudir a varias consultas previas con el especialista en cirugia plastica para que, a través de mediciones y análisis determine en conjunto con la paciente el tamaño de los implantes y la vía de acceso por la que se insertarán. Lo más importante es asegurarse de que el cirujano y la clínica sean prestigiosas y seguras con un prestigio por previas experiencias exitosas.
La mamoplastia es una cirugía menor con una duración aproximada de 2 horas después de la cual es necesario permanecer en la clínica por uno o dos días; puede causar algunas molestias post operatorias como inflamación. El busto deberá permanecer vendado unas semanas y utilizar un sostén especial por un tiempo. Posteriormente, podrá reanudar su vida normal.
La mamoplastia es una cirugía estética que brinda gran satisfacción a sus pacientes; no es necesario cambiar los implantes (a menos que la paciente los quiera más grandes posteriormente) lo que da una garantía de por vida a las personas que optan por este método. Recuerde que lo más importante es acudir a una clínica confiable y segura para no poner en riesgo su vida ni su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *