Consejos De Maquillaje Para Lucir Más Joven

El maquillaje es el aliado perfecto de las mujeres de todas las edades, por medio de algunos trucos y técnicas, el maquillaje ayuda a realzar la belleza, delinear las facciones e incluso a parecer algunos años más joven. En este post le encontrará algunos consejos de maquillaje para lucir más joven, con estos consejos no necesitará de hechizos de amor para embrujar a todo aquél que la vea pasar.

El maquillaje para lucir más joven debe ayudar a la piel a lucir suave, humectada y lisa, una base de maquillaje adecuada debe ser hidratante, con un acabado satinado de cobertura media con un tono similar al de la piel. Para medir el tono de maquillaje adecuado hay que probar un poco en la línea de la cara que se junta con el cuello para que ambos se vean parejos. Un maquillaje más claro o más oscuro no favorecerá a sus facciones.

En las zonas donde se vean manchas en la piel, imperfecciones o arrugas leves, conviene aplicar maquillaje corrector que debe ser un poco más claro que la base de maquillaje, el corrector se aplica sólo en la zona a tratar trabajándolo bien para que se difumine junto con el maquillaje. El corrector aplicado en las ojeras no debe aplicarse totalmente debajo de los ojos sino en la parte más cercana a la nariz en la esquina del párpado pues si se aplica sobre las patas de gallo éstas solo se marcarán más.

El maquillaje de los ojos debe ser lo más natural posible, con colores suaves y cálidos que combinen y den luz a la mirada. Al escoger las sombras para ojos busque las versiones en polvo, las sombreas cremosas que además de ser grasosas, suelen acumularse en los pliegues de las arrugas, destacándolas más en lugar de disimularlas. El color, como ya mencionamos debe ser natural con un acabado mate pues el maquillaje metalizado o brillante acentúa las arrugas.

Para un maquillaje natural, la máscara para pestañas o rímel en tonos café o gris es el ideal, el color negro hace lucir al maquillaje sobrecargado. Si quiere darle un toque especial a su mirada y acentuar la belleza de sus facciones, el maquillaje de cejas es el detalle extra. Se aplica con una brocha delgada utilizando una pequeña cantidad de sombra en polvo de color similar al de la ceja o al del cabello en caso de tenerlo teñido.

El colorete o rubor puede ser aplicado en un tono más oscuro que la piel, tonos rosados para pieles muy claras, polvos bronceadores o iluminadores para pieles neutras a oscuras. El colorete se aplica después del maquillaje cobertor sobre la línea del pómulo difuminándose hacia las sienes, debajo de la barbilla y la mandíbula y sobre la línea del cabello para definir mejor el óvalo facial.

El último toque de maquillaje son los labios, que pueden definirse con un delineador en color natural y suave para ponerle un poco de brillo encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *