Lucir Siempre Joven Y Natural Con La Microdermoabrasión

Ver aparecer en la piel de nuestra cara pequeñas arrugas o marcas de expresión es darnos cuenta de que la juventud de nuestra piel empieza a desvanecerse; de ese momento en a sabemos que tendremos que lidiar con el paso de los años marcando su camino por nuestro rostro. Al intentar rejuvenecer el rostro hoy en día muchas personas están optando por la microdermoabrasion, una técnica que promete dejar nuestra piel rejuvenecida, radiante y natural.

La figura del cirujano plastico tiene mucha relevancia en ciertos sectores de la sociedad, pues ha ayudado a redefinir la vida de cientos de personas que se sentían inseguras e incómodas con una parte de su cuerpo, por raro que esto pueda parecer para algunos. Hoy la microdermoabrasión es entendida por muchos como un procedimiento menor que no es ni tan grave ni determinante como otros procedimientos que ayudan a mejorar la apariencia.

La microdermoabrasión es aquella técnica de rejuvenecimiento de la piel en la que por medio de exfoliaciones con diferentes materiales se eliminan las células muertas, arrugas superficiales e impurezas de la piel para darle un toque radiante y siempre fresco, algo que por supuesto le ayuda a nuestra piel en general, pues necesita mantenerse limpia para ser sana. Con este maravilloso tratamiento se reducen as arrugas y líneas finas de expresión, se reduce el tamaño de los poros y atenúa ciertas manchas de la cara como pecas por la exposición al sol.

Anteriormente el peeling era la única técnica que se acercaba a un lifting facial, sin embargo algunas personas lo consideraron demasiado agresivo con la piel, por lo que se investigaron nuevas técnicas para mantener una piel hermosa sin tantos químicos, de ahí nació la microdermoabrasión.

Como toda buena limpieza facial profunda, esta técnica tiene resultados inmediatos como la eliminación de puntos negros, las cicatrices y estrías son menos notorias, el acné empieza a ceder y las líneas de expresión son menos prominentes y todo esto sin un solo piquete ni bisturí de por medio.

Si queremos acelerar los resultados del tratamiento debemos recurrir a él cada semana o cada 15 días dependiendo de qué tan marcado esté el rostro; en algunos lugares para potenciar el efecto del tratamiento se recomienda utilizar ciertas cremas llamadas retinoides que se suspenden unas horas antes del tratamiento.

Otra de las ventajas de este tratamiento es que no hay la necesidad de tomar tiempo de reposo, sino que terminada la sesión que dura aproximadamente media hora, se puede ir de regreso a las actividades normales sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *