¿Piel Dañada Por Las Fiestas? Aquí Te Decimos Cómo Recuperarla

Navidad y año nuevo ya se han ido dejando atrás resacas memorables, kilos de más y por supuesto bolsillos rotos en todos lados; celebramos sin parar el último mes del año porque eso es lo que se hace, sin embargo no tenemos en cuenta que el primero del año que sigue nos veremos en la penosa necesidad de recuperar todo lo perdido, entre esas cosas la salud de nuestra piel que aunque no hayamos tomado largos bronceados, también se daña con las desveladas y los excesivos brindis navideños.

Probablemente no lo hayamos notado porque es difícil detectar cambios tan pequeños en la piel como lo son las pequeñas o grandes deshidrataciones que provocan que nuestra piel se vea marchita u opaca, pero definitivamente es notorio que le falta buena hidratación y alimentación a nuestro cuerpo después de una buena temporada decembrina.

Siguiendo estos sencillos consejos podemos tener piel de comercial durante todo el año.

  • Baño de cambios. Al bañarnos con una sola temperatura en el agua puede ser algo reconfortante porque la circulación se mantiene, pero si lo que queremos es que nuestra piel se rehidrate y respire, lo que debemos hacer es cambiar de agua caliente a fría durante el baño. Cuesta trabajo pero con el paso de algunas duchas empezaremos a notar la diferencia.
  • Mascarilla de miel. No importa por lo que hayamos pasado o qué tanto nos hayamos o no descuidado, una mascarilla de piel nunca le cae mal a nuestro rostro. La receta es lavarse bien la cara con agua tibia y ya que la hayamos secado totalmente, aplicar una capa de miel, dejarla actuar por 20 o 25 minutos y después bañarnos. La diferencia se nota inmediatamente.
  • Desmaquillar la piel y lavar la cara. A veces llegamos molidas del trabajo o terminamos un día muy agitado y lo único que queremos es echarnos a dormir, no lo hagas. La piel necesita respirar bien en las noches pues es cuando tiene la oportunidad de regenerarse. Desmaquilla primero y después lava tu car de preferencia con agua fría. También cambia regularmente la funda de tu almohada.
  • Tomar mucha agua. No solamente para tu rostro, sino para el cuerpo entero esta es una práctica muy importante; los labios se resecan menos, la cara se ve más viva y claro, nos desintoxicamos. Si añades frutas y verduras frescas a tu dieta también notarás la diferencia en cara y cuerpo.

Puede sonar a cliché pero el verdadero secreto de una piel, cabello y cuerpo espectaculares es agua, una dieta baja en grasas y llena de fibra y algo de actividad física; caminar, saltar la cuerda, subir escaleras o andar en bici es el secreto de una juventud bella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *