¿Qué Es Y Cómo Funciona El Botox?

A pesar de que el botox es un remedio que muchas personas usan para lucir más jóvenes debido a que estira la piel, lo cierto es que muy pocas conocen el origen del mismo y es que proviene de una neurotoxina llamada botulina o toxina botulínica y actualmente es uno de los venenos más poderosos, y a pesar de que es considerada como un arma química y biológica muy poderosa al grado de encontrarse prohibida por parte de la Convención de Ginebra así como por la convención sobre armas químicas, también es utilizada para producir parálisis muscular para corregir las arrugas faciales; se utilizó por primera vez en los años 60 para tratar desórdenes neurológicos, aunque no pasó desapercibida la manera en la cual estiraba el rostro, por lo que no tardó en convertirse en un efectivo antiarrugas. A pesar de que usado en pocas cantidades no existe un mayor riesgo para el paciente, se estima que existen muchas personas alérgicas al componente; actualmente en un tratamiento contra las arrugas, se llevan a cabo sesiones cada 4 a 6 meses. Una de las ventajas que posee como tratamiento estético es que no se requiere ser internado en ningún centro de salud, por lo que muchas técnicas quirúrgicas han ido perdiendo terreno frente a este relativamente novedoso tratamiento; a pesar de que parece un procedimiento sencillo, se ha recalcado en todo momento lo peligroso que podría resultar el uso del mismo sin atención médica, ya que se debe tener un conocimiento certero de la anatomía humana así como de las cantidades que habrán de ser utilizadas en cada paciente: de no seguir estas recomendaciones, se podrían desatar una serie de efectos secundarios como parálisis facial, caída del párpado o cefaleas (dolores craneales que suelen presentarse de un solo lado de la cabeza).

La forma en la cual se aplica este tratamiento es por medio de inyecciones en ciertos músculos faciales en donde se presenten las arrugas, lo cual logra que la piel recupere elasticidad pero por un periodo no muy largo, ya que puede durar hasta 6 meses; esto representa una desventaja con respecto a las cirugías, que a pesar de ser más traumáticas, duran mucho más tiempo. De la misma manera se recomienda ampliamente que las dosis se reduzcan a una por sesión, ya que al tratarse de una toxina puede tener efectos fatales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *