Aumenta La Cantidad De Cirugías Estéticas Debido A Selfies

Las fotografías siempre han sido un método para dejar momentos grabados en la memoria a través de un pequeño recordatorio que hace no mucho tiempo venía impreso en papel fotográfico y la única modificación que se le podía hacer era en el momento de tomar la foto. Hoy en día las maneras de tomar fotos han evolucionado; tenemos la posibilidad de hacer cualquier tipo de modificaciones antes, durante y después de hacer la fotografía, sin embargo parece que esto no ha sido suficiente.

Muchas personas han adoptado las selfies o autofotografiado para registrar ciertas actividades en las diferentes redes sociales, sin embargo el nuevo elemento que ha añadido complejidad al proceso es el de los famosos “likes” que los conocidos y amigos pueden poner en la foto que publicamos. En la actualidad una parte fundamental de la foto es qué tanto les guste a quienes la ven, es por esto que muchas personas recurren a técnicas de fotografiado profesionales, iluminación especial e incluso maquillajes específicos para que la fotografía salga tal y como la quieren ver.
Pero un paso un poco más drástico ha sido agregado al ritual de la selfie, pues muchas personas al no obtener en la fotografía el look que gustan, recurren a las cirugías plásticas.

Así lo afirman distintos cirujanos plásticos alrededor del mundo, quienes han tenido en sus consultorios cada vez a más personas en búsqueda del procedimiento quirúrgico ideal que logrará que sus selfies triunfen en las redes sociales, sin embargo esta nueva moda es algo que desconcierta a los médicos.

Debido a que la altura a la que una persona sostiene su celular puede variar dependiendo de cómo se tome, la imagen que se obtiene como resultado no siempre es la más aproximada a la realidad, llevando a que muchas veces las personas sientan que su físico no es el mejor que pueden tener.

Desdichadamente esta moda obedece a trastornos que van un poco más allá de una simple foto, pues generalmente las personas que abusan de las selfies, son personas con problemas de autoconfianza, personas que buscan la aprobación de sus contemporáneos para sentirse completos, tanto así que en ocasiones sus actividades diarias, cómo se desempeñen en su trabajo y con las personas de su entorno, dependen de cuántos likes gane la fotografía colgada en internet.

Las redes sociales pueden servir de mucho cuando se trata de comunicar a las personas, sin embargo pueden llegar a tener tanta injerencia en la vida de las personas hasta llegar al nivel de modificarse permanentemente la cara persiguiendo el objetivo de gustar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *